Proyectos de Bianqueta

Bianqueta no es solamente es un distribuidor de alimentos sostenibles para la biodiversidad. Que nuestros productos de por sí son ecológicos y de calidad lo damos por hecho, pero nuestro anhelo va un paso más allá.

Distribuir alimentos que conservan la biodiversidad del medio ambiente es lo que realmente nos motiva, y por ello nuestra empresa es una causa y nuestra causa es contribuir a salvar el planeta, a hacerlo más sostenible.

Nuestros productos están basados ​​en proyectos y es con éstos que contribuímos en la conservación de la naturaleza. Buenos alimentos, sanos y cercanos que cuidan y preservan nuestros espacios naturales y sus habitantes.

La miel

La miel que distribuimos está en la fase de proyecto más joven que tenemos. Desde Bianqueta hemos conseguido un espacio amplio en las Montañas de Prades, espacios de media montaña, montaña mediterránea.

Espacios amplios que sirven para la proliferación de otros insectos y sobre todo de las abejas. Gestionando de manera ecológica especies botánicas conseguimos que, en distancias apropiadas, las abejas estén en un radio alejado de otros cultivos y espacios no ecológicos. De esta manera conseguimos miel ecológica sin sobre explotar a las abejas, sino que respetamos tu tempo natural.

Al mismo tiempo, estos espacios abiertos esperamos ayuden a la proliferación de especies como la perdiz y el conejo, lo que favorece que otras especies como el águila perdicera, una especie que necesita protección máxima.

Este proyecto se está haciendo en colaboración con la Generalitat de Cataluña y apicultores del territorio con la intención de llegar a las quinientas hectáreas. Esta acción tiene una doble repercusión importante: se crean franjas de controles de incendios en dejar grandes espacios abiertos y, además, desde el gobierno catalán se procedería a la buena gestión forestal favoreciendo la biodiversidad.

La sal

La sal que distribuimos es del Delta del Ebro y tenemos dos tipos.

Por un lado, la Flor de Sal, que se llama así porque está en la capa superior y se debe cosechar a mano y por la mañana. Esta capa, además de tener menos metales pesados, tiene diferentes características químicas y granular-metría siendo mucho más sabrosa. Esta sal se crea el Parque Natural en Las salinas de la Trinidad situadas en la Punta del Cuerno donde es el lugar de cría de los flamencos, siendo un espacio donde han llegado a haber doce mil ejemplares, representando una de las colonias más importantes del mediterráneo.

Los crustáceos que habitan en estos territorios facilitan que especias que viven en zonas de salinas puedan criar en uno de los pocos lugares posibles en el Mediterráneo.

Una sal pobre en sodio que favorece la biodiversidad y la salud de las personas que la consumen.

El arroz

El arroz que distribuimos es Riet Vell y en este caso, además de proteger especies concretas, lo que hacemos es proteger un hábitat del Delta del Ebro.

Estamos hablando de que una parte de la plantación es una reserva integral a la que no está permitida la entrada a los humanos y la otra es una laguna con un observatorio de pájaros abierta al público, un espacio de cría para muchas especies, algunas de ellas protegidas.

Riet Vell también es un espacio de acogida para voluntarios / as que llegan de todo el mundo con el fin de colaborar en la protección del medio, retirando especies invasoras como el caracol manzana, limpiar las playas y otras acciones que mantienen la biodiversidad del territorio.

Los cereales

Los cereales que distribuimos en forma de pasta también son de Riet Vell y nos llegan desde los Monegros (Aragón), un hábitat estepario con unas características climatológicas extremas que hacen que la vegetación y la tierra para cultivar tengan unas características únicas en Europa, haciendo un trigo duro de altísima calidad.

Debido a la masificación e industrialización de cultivos, la Sociedad Española de Ornitología (SEO) compró años atrás seiscientas hectáreas para conservar un espacio y las especies que lo habitan en él. A partir de aquí y los alrededores de la reserva se empieza a plantar trigo duro para hacer la sémola para elaborar la pasta ecológica.

De este modo, no sólo se preserva el sol, sino que además las plantaciones se cultivan respetando los ciclos naturales de la naturaleza favoreciendo diversas especies de pájaros en grave peligro de extinción en Europa.

Las legumbres

Las legumbres que distribuimos proceden de Castilla y «La Mancha».

El proyecto que se crea para cultivar estas legumbres está vinculado a una ONG que lleva por nombre Fundación Global Nature.

Con el proyecto Live, Global Nature está recuperando veintidós y siete lagunas interiores de Castilla y «La Mancha» situadas entre Cuenca, Toledo y Ciudad Real, lagunas que estaban en estado de abandono y contaminadas.

Se ha conseguido recuperar, y los alrededores por el cultivo sostenible en favor de la biodiversidad y también en favor de los habitantes del territorio, que han comenzado a cultivar de nuevo sin sobresaturar los cultivos, sin herir la naturaleza. Unos cultivos ecológicos que Global Nature distribuye para ayudar a los agricultores de la zona a seguir recuperando territorio dañado por los cultivos biodiversos y la población que los habita.